13 de septiembre de 2018

Tras sorprendernos con Vector Vaults para CPC, llega la secuela del juego para ordenadores Windows



A finales de noviembre de 2016, Alberto Rodríguez nos sorprendió con un curioso juego para Amstrad CPC. Vector Vaults se presentaba como la primera entrega de una serie bautizada con el nombre de Hidden History Saga, y su autor había decidido comenzar con un título diseñado y programado para el microordenador de Amstrad. Casi dos años después de aquello, Alberto vuelve a la carga con Light Lands, aunque ahora cambia de registro y nos ofrece un curioso juego que juega entre la tecnología desfasada en el futuro, y los experimentos de renderizado de luz.


De hecho, si Vector Vaults sobresalió además de por su cuidada contextualización, de un apartado te´cnico sorprendente gracias a sus 25 frames por segundo y un scroll multidireccional ( a pesar de sus aparentes gráficos sencillos), en el caso de Light Lands el autor juega ahora con un escenario diferente a modo de cápsula del tiempo, y es que su nuevo juego para ordenadores Windows demandará bastante máquina de vuestro ordenador, y en el ánimo de su autor está el de que pueda considerarse un juego de estética retro de aquí a algunos años, «debido a que las CPUs actuales no tienen potencia suficiente esto provoca que el juego padezca de ruido y baja resolución en la actualidad», tal y como nos comenta Alberto.






En esta ocasión tendremos que proteger el mundo virtual de posibles ataques, y para ello parece que habrá que moverse entre diferentes escenarios entre lo onírico y lo que podría haber estado conceptualizado por una máquina. Aunque el juego no deja de seguir una senda experimental bastante acusada, Alberto ha descrito en su blog los pormenores de la tecnología utilizada (es importante el uso de la luz y las técnicas de raytracing), además de proporcionar una edición física, para todo aquel que la quiera, como forma de apoyo a su trabajo.

El juego puede descargarse de forma gratuita en su web

No hay comentarios:

Publicar un comentario