30 de agosto de 2018

#GamesCom2018 - Impresiones con Dark Devotion; un juego oscuro y místico 2D

Probamos este roguelike con desarrollo lateral para ordenadores



Seguimos con nuestro paseo a lo largo de algunos de los juegos de la escena independiente que se exhibían en la pasada GamesCom 2018. Es el turno de Dark Devotion, un juego 2D de acción lateral, exploración y un toque rolero que fue presentado por The Arcade Crew (el nuevo sello de Dotemu) y que corre a cargo de los franceses Hibernian Workshop, unos primerizos en estas lides. Tras superar una campaña en Kickstarter y captar la atención de la editora, toca el turno de echarnos una pequeña partida a la demo y contaros que nos pareció...


El juego de Hibernian Workshop puede considerarse una mezcla entre roguelike y juego de acción y exploración. Sin llegar a enmarcarse en ninguno de esos géneros ni es un título puro de rol ni un juego de exploración tipo Metroid), lo cierto es que el producto del estudio francés resulta interesante por esta mezcla de gráficos pixelados 2D y unas mecánicas algo más complejas de lo que podría esperarse de un título de desarrollo lateral con pinta de plataformas.

Un parte muy importante del juego será la forma en la que nos enfrentamos con los jefes


En la piel de una templaria, tendremos que explorar y vencer el mal que asola un enorme templo. Para ello nos abriremos camino gracias a nuestras habilidades y a las armas que podemos portar (dos a la vez). Son cuatro grandes mundos con diferentes ambientaciones y distintos caminos cada uno, que nos permitirá explorar los escenarios más o menos a nuestro antojo, escogiendo uno u otro camino, descubriendo secretos y enfrentándonos con enemigos diferentes. Quizás una de las gracias del juego sea precisamente en la opción que nos proporciona sus diseñadores para que podamos elegir por donde discurre la aventura, permitiendo que rejuguemos o que decidamos tratar de explorar todo el escenario para descubrir sus secretos.


¡Reza lo que sepas!


De hecho, la mecánica de las elecciones parece estar muy presente en Dark Devotion. Según las acciones de la protagonista, nuestro dios podrá ser más o menos benévolo con nosotros. Un curioso sistema que puede hacer más interesante el desarrollo de la aventura, pero que no pudimos comprobar sus efectos in situ en la pequeña partida con la demo en Gamescom. La religión y el misticismo también poseen una parte importante en el universo del juego, y es que nuestra templaria posee una barra de energía de fe que se puede ir rellenando y que usaremos para por ejemplo desbloquear caminos, abrir zonas secretas o usar hechizos. La disposición de una serie de altares a lo largo de los niveles nos proporcionará energía si rezamos también delante de ellos.

Combinar habilidades será crucial para superar determinados combates


Y es que en algunos momentos de la partida encontraremos zonas que claramente nos incitan a realizar alguna acción determinada, en este caso rezar, abriendo nuevas habitaciones donde recolectar armas y otros objetos como reliquias o incluso un libro de hechizos que nos permitirá utilizar la magia de forma ofensiva (con el consiguiente gasto de fe). El uso de los hechizos, por cierto, no es indiscriminado, y siempre habrá que esperar un poco tras lanzar alguno para utilizarlo de nuevo, provocando así que el ritmo sea algo más pausado y reposado (no es un run'n gun al uso); no en vano la intención de los diseñadores es que sepamos combinar armas y estas magias u objetos para según que enemigo o situación nos enfrentemos.

El componente a lo roguelike también está muy presente, gracias a la recogida continua de objetos, items, reliquias, etc. que podremos utilizar en nuestro devenir. Hay bastante profundidad propuesta sobre el papel en Dark Devotion, y habrá que ver si con el juego terminado todo ello cristaliza en un conjunto interesante y cohesionado.



Los controles durante la demo que pudimos probar responden bien: nuestro personaje es capaz de moverse con soltura y efectuar numerosos golpes. También posee un movimiento evasivo muy interesante y útil, sobre todo a la hora de enfrentarnos a los bosses que pululan a lo largo y ancho del gran templo. Por cierto, según los diseñadores del juego, parece que nos esperan más de una veintena de estos jefes finales, cada uno con su correspondiente mecánica y manera de acabar con él.

Gráficamente el juego utiliza un estilo pixelado a caballo entre la vieja escuela y los nuevos estilos más contemporáneos. Sin llegar a sorprendernos, todo el conjunto se mueve bien y la inclusión de efectos de luces y otros atmosféricos interesantes, proporcionan interés al conjunto global. Quizás echamos de menos algo más de detalle en los fondos y los escenarios, aunque los personajes posean ese aspecto más similar al dibujo animado que no nos termina de convencer del todo en un título de este carácter. Esperaremos a tener la versión terminada para emitir un juicio final.

Podremos explorar los diferentes mundos siguiendo rustas distintas


Dark Devotion será publicado por The Arcade Crew a lo largo de las primeras semanas de 2019 si todo sigue bien. En un principio saldrá únicamente solo para ordenadores en formato digital, pero sus creadores han manifestado el interés porque acabe por llegar también a consolas, algo que no nos extrañaría visto el panorama actual de videojuegos indies que deben tratar de abarcar el mayor número de sistemas para repartir el riesgo. Todavía queda trabajo a Hibernian Workshop, los seguiremos de cerca.

Encontrarás más información sobre el juego en la web oficial

No hay comentarios:

Publicar un comentario