25 de agosto de 2018

#GamesCom2018 - Impresiones con Blazing Chrome, la nueva joya 2D de los juegos de acción

Acción trepidante para el sucesor espiritual de la saga Contra




Uno de los títulos que más nos han sorprendido en el showfloor de esta GamesCom es desde luego Blazing Chrome. El juego de los brasileño Joymasher muestra todo lo que este pequeño estudio ha ido aprendiendo en los últimos años con otros juegos tan potentes como Oniken o Odallus. Ahora le toca al juego de acción puro y el run'n gun más recalcitrante, y el resultado está siendo espectacular...



De primeras el recibimiento no podría ser mejor, y ya Danilo estuvo calentando un poco el ambiento con ciertas viandas que se habían traído. Lo cierto es que no necesitaba nada de esto, simplemente con coger el mando en nuestras manos y empezar a pegar tiros empezamos a recordar viejos tiempos en el que está llamado a convertirse en el sucesor espiritual de la serie Contra de Konami, aunque con su propia personalidad y diferencias, tal y como veremos.


En un mundo dominado por las máquinas, solo unos pocos humanos sobreviven como pueden al total exterminio. Parece que toca liberar a la humanidad del yugo de las malvadas máquinas, y para ello nos podremos poner en la piel de Mavra, y de Doyle, curiosamente un robot insurgente que se une a nuestra causa. El juego posee una fuerte orientación multijugador, y aunque no lo pudimos probar personalmente, sí que vimos disfrutar en cooperativo a otras personas y pasárselo en grande. Pero vayamos por partes...


Dos jugones pegando tiros al mismo tiempo. Blazing Chrome se gana un positivo solo con esto


Definido por sus creadores como una mezcla entre Metal Slug y Contra, en Blazing Chrome dispondremos de cinco largos niveles en los que se van intercalando diferentes mecánicas. Así, habrá momentos en los que iremos corriendo y pegando tiros a diestro y siniestro, en el sentido más preciso del género. También habrá partes algo más plataformeras, y por último habrá momentos en los que montaremos algún tipo de vehículo. Nuestro personaje posee algunos movimientos especiales, como una especie de dash, podremos llevar hasta cuatro armas diferentes al mismo tiempo, tres powerups y algunos objetos especiales, tipo un jetpack, que nos permitirá volar por el aire.

Es difícil no acordarse de Super Probotector al ver esta escena

Lo que más destaca de Blazing Chrome es, desde luego, su ritmo. Danilo y su equipo han estudiado muy bien los juegos de Konami para sacar el mayor jugo a un frenético desarrollo en el que no haya momento de respiro. Tan pronto como hemos salido de una situación compleja con enemigos disparando desde varios puntos simultáneos, como nos enfrentamos a algún tipo de mini boss en una carrera o tenemos que montar en una suerte de moto a lo Super Probotector. Esto y una paleta de colores muy inspirada en la de Mega Drive, y sobre todo en la del propio Contra de la consola, harán que los jugones de vieja escuela se sientan como en casa. Esperamos que también atraigan a los más jovenzuelos.

No faltarán los temidos bosses finales


Blazing Chrome nos ha encantado. Además de su gran trabajo en lo artístico, con un aspecto a caballo entre los 16 bits tradicionales y el pixelart más actual, destaca por su estudiado diseño y jugabilidad, las opciones multijugador y el ritmo, una de las premisas para que un juego de acción sea una fuente de taquicardia asegurada. Como de costumbre, Joymasher avanza lento pero seguro. Sus estudiados juegos deberían poseer una mayor repercusión y llegar a todos los jugones, no solo a los conocedores de la escena independiente, no saben lo que se pierden.



La salida de Blazing Chrome se espera para algún momento de 2019, en un principio para ordenadores, y están valorando si lanzarlo también en consolas. Tradicionalmente Joymasher ha realizado sus juegos para ordenadores, pero esperamos que con el apoyo de The Arcade Crew en las labores de edición puedan llegar a más sistemas.

Visita la web oficial de Blazing Chrome para más info

Lee nuestra entrevista con el equipo de Joymasher

No hay comentarios:

Publicar un comentario