3 de julio de 2018

¿Y tú?, ¿por qué juegas a videojuegos?

¿Qué nos lleva a dedicar parte de nuestro ocio a interactuar con un dispositivo electrónico para cubrir una necesidad básica para el ser humano como es la de hacer uso de su tiempo libre? Eso mismo se han planteado desde Piwag, un motor de búsqueda y recomendación de videojuegos (en desarrollo), cuya finalidad es crear un lugar donde los juegos estén bien ordenados, clasificados y etiquetados.


En su informe de estudio sobre datos de motivación de jugadores trazan un perfil psicográfico del usuario de videojuegos. Es decir, el grupo de motivaciones de un individuo (y su grado) que le conducen a jugar. En este estudio no se recogen las acciones llevadas a cabo por los jugadores dentro de los videojuegos, sino qué es lo que quieren antes de jugar, buscar o comprar un juego determinado.

Una vez realizadas estas consideraciones previas, el top 10 de las principales motivaciones que nos llevan a disfrutar de los videojuegos está encabezado por la inmersión. El ranking completo quedaría del siguiente modo (5 es la puntuación más alta en términos de motivación):

  • Inmersión 4,41. Atmósfera distintiva, pulida, coherente, inmersiva.
  • Diversidad 4,22. Juego con numerosas mecánicas, impidiendo la rutina.
  • Historia 4,19. Revive o anticipa la historia (con una "H" mayúscula).
  • Libertad 4,10. Libertad de movimiento y acción, ninguna o muy pocas restricciones.
  • Hazañas 4,04. Protagonizar grandes gestas.
  • Profundidad 4,03. El juego requiere mucho tiempo para dominar todas las sutilezas, una curva de aprendizaje fuerte. Esto no impide que sea accesible.
  • Diferencia 3,99. La originalidad en el contenido del juego.
  • Progresión 3,98. Marcadores de progresión (niveles de juego, niveles de personaje, árboles de talentos, objetivos...)
  • Evasión 3,98. Ayuda a olvidar el ajetreo y el bullicio de la vida cotidiana, a vaciar tu mente, a pensar en otra cosa.
  • Encarnación 3,95. La atención se centra en la parte pragmática del rol, su posibilidad de acción.

La inmersión, el protagonizar epopeyas o evadirnos de la realidad cotidiana
entre los principales motivos por los que jugamos a videojuegos

Del total de 70 motivaciones distintas a la hora de jugar, el estudio concluye que hay pocas diferencias entre hombres y mujeres. Existiendo las mayores diferencias en cuanto a conseguir objetos del juego (figuritas, objetos, accesorios... etc). Ellas otorgan una puntuación de 2,28 a este apartado, mientras que para ellos obtiene un 1,75. El trolear para ellos obtiene un 2,22, sin embargo ellas conceden a esta razón tan solo un 1,67. Por último la mayor discrepancia entre sexos la encontramos en la motivación de tener relaciones sexuales con otros jugadores en la vida real; en ellos la puntuación es de 1,38, por tan solo 0,74 en ellas.

Podéis consultar todos los datos y conclusiones del estudio realizado por Piwag en el siguiente enlace. Y vosotros... ¿por qué jugáis a videjuegos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario