10 de julio de 2018

Tempest 4000, o la resurrección de un clásico entre los clásicos que estábamos esperando

El próximo 17 de julio será lanzado por fin Tempest 4000, la nueva (y esperada) entrega de esta serie puramente arcade que nació a principios de los 80 y que vuelve con fuerzas renovadas y un aspecto entre clásico y moderno que encandilará a los amantes de las luces de neón y los efectos especiales. Diseñado y programado por el eterno Jeff Minter, el juego aparece en Windows, Xbox One y PS4.



Siguiendo las directrices que marcó Dave Theurer en el original de Atari, Minter ha desarrollado un juego que no se bajará del carro en cuanto a la jugabilidad directa y arcade del 81. Eso sí, para la ocasión todo estará aderezado por no pocas chucherías contemporáneas, como resoluciones 4K de las que quitan el hipo, varios modos de juego, incluido uno «supervivencia», que estamos seguros que será la bomba, posibilidad de colocar nuestro nombre con letras de oro en un ranking online, y una banda sonora marca de la casa entre viejuna y el techno más actual. Minter nunca falla en este aspecto. Como extra, el juego también incluirá el título original con los gráficos actuales.



Llegar hasta este punto no ha sido sencillo, y Minter y Atari han necesitado meses de negociaciones hasta darse cuenta que ambos se necesitaban. Los problemas comenzaron con el lanzamiento de TxK para Vita, en 2014, una suerte de clon de Tempest que enfadó a la dirección de Atari quien puso en marcha su batalla legal. A Minter tampoco le sentó nada bien aquel ataque, y tras algunas desavenencias todo se arregló con unas cervezas entre melenudos y tipos trajeados en algún lugar de la vieja Inglaterra.



Sea como fuere, en agosto del año pasado se anuncia que se normalizan las relaciones y que Minter se encargaría de una secuela oficial del juego que este mismo 17 de julio se pone, por fin, a la venta para ordenadores Windows (Steam), PS4 y Xbox One. «Eat electric death!».



Más info en la web oficial

No hay comentarios:

Publicar un comentario