3 de enero de 2011

PREVIEW - Bangai-O HD: Missile Fury

MILLOOOOOONES DE DISPAROS

Treasure siempre es una desarrolladora que se hace de rogar. La segunda parte de Sin & Punishment para Wii tardó en hacerse realidad, y aunque como de costumbre sus juegos no son vendeconsolas, a los aficionados a los grandes títulos no nos defraudó en absoluto. El próximo asalto es la recuperación de su otra saga, (por así decirlo). El tremebundo Bangai-O nada menos…

sistema: 
XLA
origen:
Japón
publica: 
D3
desarrolla: 
Treasure
lanzamiento: 
Primavera 2011
género:
Shooter
jugadores: 
1-multi

Y es que la compañía japonesa nunca se ha caracterizado por las segundas partes de sus juegos, ni continuaciones, ni precuelas, ni spin-offs, ni nada por el estilo. Generalmente un juego de Treasure significaba novedad, acción directa, espectacularidad y un ambientillo a clásico que siempre pone a prueba al jugador. Es quizás por eso que lo que más extraña de este Bangai-O sea su origen y que sea ya la cuarta entrega que vea la luz. Una particularidad que da la nota en el pequeño catálogo de Treasure sin duda. 

Si nos remontamos a finales de los años 90, con Nintendo y Sony pugnando por los jugones del mundo, un mercado muy fragmentado en crecimiento y la inminente llegada de Dreamcast en el horizonte, extraña la maniobra que desde el seno de la empresa se le concedió a uno de sus pesos pesados. Yoshiyuki Matsumoto, productor, diseñador y alma mater de cantidad de juegos bidimensionales de Treasure, quería realizar un cartucho para N64 que basara su potencial en gráficos sencillos, un sistema de juego innovador y un fuerte componente humorístico y manga. Los directivos dieron de plazo un año y el lanzamiento en 1999 sólo contó con la ‘friolera’ de 10.000 juegos en las tiendas (¿quizás eres un afortunado poseedor de alguno de ellos?). Al poco aparecería una versión para Dreamcast, que mejoraba un tanto los aspectos técnicos al tiempo que se modificaban algunas bases jugables, y ya más tarde, en 2008, Treasure lanzó Bangai-O Spirits para DS en USA y Japón (sobre la que se basa este Missile Fury que nos ocupa), una excelente versión que supuso uno de los mejores shooters para la portátil de doble pantalla de Nintendo. Todos tienen en común lo mismo. Diversión frenética y un manejo basado en un movimiento de ocho direcciones y disparos independientes, pantallas repletas de enemigos, la utilización de estrategias para el enfrentamiento de los niveles y la famosa dualidad de Treasure marca de la casa, en este caso al presentar dos personajes con tipos de disparos distintos, cada uno con sus características especiales. Movimientos únicos, objetos novedosos y habilidades como la aceleración que nos permitirá deslizarnos rápidamente a través del escenario, y el contraataque, que deberemos dominar si queremos llevar a buen fin nuestra misión. Sencillo, pero con cierta complejidad inherente típica de las mentes pensantes en Treasure. 

La historia en cambio es lo de menos. Dos pilotos de mechas jóvenes recién salidos de la academia, Masato y Ruri, tendrán que enfrentarse horda tras horda de enemigos sin un objetivo real salvo el de divertir al jugador. La versión para DS incluso obviaba un final real, la verdadera cuestión era superar los 160 niveles poniendo a prueba nuestra habilidad. Retrasado a marzo de 2011 aproximadamente debido a la intención de incluir modos multijugador, en RetroManiac estamos impacientes por ver el resultado. Es cierto que no debe ser muy distinto al que ya disfrutamos en anteriores Bangai-O, pero no es menos cierto que nos encanta repetir cuando lo que nos dan es tan bueno.

RetroManiac nº2, pág. 36

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Es el Spectrum Next la evolución que esperabas del <i>Speccy</i>? Tim Gilberts nos muestra en exclusiva la esperada máquina

Los pasados 27 y 28 de octubre tuvo lugar la Play Expo Blackpool 2018 , un encuentro retro en la ciudad costera británica cerca de Mán...