20 de enero de 2020

Impresiones con Lumini; un notable juego de puzle y aventuras con desarrollo 2D

Probamos la nueva versión de Lumini para Switch




Lumini es un juego que relata el viaje de unas criaturas ancestrales atravesando distintos lugares y evitando morir por el camino con los numerosos peligros que acechan, mientras aumentamos nuestro grupo de seres en extinción, con el objetivo de restaurar la paz en su planeta de origen y hallar respuestas por el camino. Tras su paso, más o menos desapercibido, hace unos años, 2Awesome Studio nos trae de nuevo la aventura de Speelbaars para regocijo de los títulos relajantes y atractivos.



El juego nos mete en materia con una animación en la que vemos caer una especie de cristal por cuevas hasta llegar a una piedra de característica forma de la que sale el primer lumini al ser golpeada. En este preciso momento tomamos control directo del juego por primera vez en la aventura.

Las mecánicas de juego son bastante simples: con dos stick y un botón superior podremos hacer casi todo. Ocasionalmente usaremos botones adicionales, pero con el stick izquierdo será suficiente para controlar el grupo, mientras que el uso de los 2 sticks queda reservado para resolver puzles al separarnos en dos subgrupos, cada uno controlado con un stick, y así interaccionar con mecanismos. Con el botón superior tendremos acceso a una acción especial que va desde aturdir enemigos hasta abrirnos paso en conductos obstruidos. Esta habilidad va en función del lumini que encabece la expedición y según avancemos conseguiremos luminis con distintos tipos de poder, como por ejemplo unos que emiten una honda explosiva que quema a algunos enemigos cercanos.



Lumini no tiene niveles al uso, es una aventura en la que vamos avanzando hasta llegar a una piedra apagada, que se ilumina a nuestra llegada, en la que entra nuestro grupo y sale reforzado con luminis adicionales en caso de que el grupo fuera pequeño, como si fuera una transición de final e inicio de nivel.

Gráficamente no es un portento ni luce como muchos de los títulos de esta generación, pero cumple con su atmósfera relajante. En este punto cabría destacar que hay que mirar a Lumini como conjunto general y no centrarnos en sus aspectos individuales. Podrá tener algunos apartados mejores o peores, pero hay una sinergia en todo ello que en ocasiones al dejarnos llevar y centrarnos en esas criaturas podremos pasar por alto algunos aspectos. El remozado título del estudio holandés posee detalles como cuando vamos por la parte inicial de la partida a través de unas cuevas y algunas piedras del fondo se van iluminando a nuestro paso. Más adelante saldremos a la superficie con otros efectos visuales.



Sonoramente es bastante instrumental con música estilo muy relajante, que aumenta el ritmo e intensidad cuando aparecen enemigos en pantalla, a la vez que vamos escuchando sonidos ambientales de nuestros seres y los enemigos que puedan salir a nuestro encuentro. Como mencioné antes, si tratamos este juego valorando cada apartado en conjunto global de la experiencia en lugar de analizar por separado, la experiencia suma y en varias ocasiones podremos pasar por alto casi todo lo malo.

Pero si hay una única cosa que sí puede estropear la experiencia son las ralentizaciones ocasionales.
Jugablemente el juego es bastante fluido pero el problema viene cuando a la hora de superar algunos puzles, o, sobre todo, cuando hay varios enemigos en pantalla que debemos esquivar, aparecen ralentizaciones ocasionales que pueden hacer que perdamos luminis innecesariamente. Ojalá 2Awesome Studio saque un parche que lo solucione, porque es una lástima que un título así pueda quedar empañado por ese defecto que en lugar de apaciguar nuestros ánimos nos pueda alterar o frustrar. Otro punto negativo es cuando llegamos a algunos puzles con luminis insuficientes para separar al grupo y eso nos incapacita para resolverlo.



La dificultad del juego no es demasiado alta, obviando los dos puntos negativos. Las máximas amenazas serán enemigos que nos pueden perseguir y para ello usaremos el botón superior para aturdirlos momentáneamente y huir hasta que nos alejemos suficiente y nos pierdan de vista, así como otros que expulsan proyectiles que se interponen en nuestro camino y por tanto debemos esquivar. También hay pinchos en algunas partes, pero son fáciles de esquivar mayormente.

Cada vez que nos dañen perderemos un lumini hasta que no quede ninguno. Lo malo de ello es cuando necesitamos más de uno para resolver puzles, como comentamos anteriormente antes. Otro dato adicional son unas especie de piedras color violeta que, si somos hábiles, podremos ir buscando por los recovecos de los niveles y coleccionando para desbloquear extras en el menú principal, así como recolectar unas bolitas que tienen luz y crecen en una especie de plantas bien visibles.



En general, Lumini es un título atractivo y consecuente con sus propias limitaciones. Lo más interesante son sus simples mecánicas jugables y el original desarrollo, que nos sumergen en una atmósfera muy especial y en una experiencia que gana enteres si la disfrutamos en el modo portátil con cascos. Quizás algunos defectos técnicos podrían pulirse (al menos en esta versión para Switch), pero en general es un juego que posee un precio coherente y sirve de descanso perfecto entre el resto de títulos que tengas en tu consola.

Lumini está ya disponible en Steam y durante esta semana aparecerá también en Switch, Xbox One y Playstation 4 a un precio de 9.99 €. Encontraréis más información en la web oficial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Es el Spectrum Next la evolución que esperabas del <i>Speccy</i>? Tim Gilberts nos muestra en exclusiva la esperada máquina

Los pasados 27 y 28 de octubre tuvo lugar la Play Expo Blackpool 2018 , un encuentro retro en la ciudad costera británica cerca de Mán...