6 de agosto de 2018

La locura pixelada de Not a Hero llega a Switch

Desde hace unos días está disponible en Switch, Not A Hero: Super Snazzy Edition, la versión vitaminada del juego de Roll7 (OlliOlli), que fue lanzado hace un tiempo en otras plataformas y que ahora llega hasta la pantalla de Switch en una versión ampliada con nuevas campañas. El juego es una suerte de arcade furioso con muchos disparos, coberturas, saltos al vacío y hemoglobina pixelada.



Que las campañas electorales no son cosa de dos días todo el mundo lo sabe, pero que un asesino profesional decida meterse a director de campaña ya es harina de otro costal, y si encima lo único que sabe hacer es trasladar sus viejos métodos a su nueva situación profesional... En fin, la locura pixelada está más que servida.



En el juego tomaremos el papel de Steve, un asesino profesional convertido a la fuerza en el director de campaña de una especie de conejo del futuro (BunnyLord) que quiere convertirse en alcalde, y que nos encarga 'limpiar' la ciudad bajo el paraguas de lo políticamente correcto (¿o deberíamos decir incorrecto?). Sea como fuere, Steve y sus secuaces tendrán que cargarse a las bandas mafiosas que campan a sus anchas por la ciudad y, de paso, convencer 'amablemente' a los ciudadanos para que voten al nuevo candidato. Una locura y mucho sentido del humor, negro, en este juego 2D cuyas mecánicas parecen reposar en los típicos shooters de cobertura (¿alguien dijo Gears of War?).



Esta versión rebautizada Not A Hero: Super Snazzy Edition, incluye la campaña denominada Me, Myself & BunnyLord, que nos dejará controlar al propio BunnyLord para arreglar las cosas a nuestro gusto. En total son 9 los diferentes personajes que podremos manejar, cada uno con sus propias características y armas. Un título que hay que encarar con mucho sentido del humor por su disparatada violencia y argumento.



Encontraréis más información en la web oficial

No hay comentarios:

Publicar un comentario