17 de julio de 2018

Impresiones con Beekyr Reloaded; abejas, avispas y otros bichos se la juegan en este matamarcianos patrio

Que los matamarcianos siguen dándolo todo en la escena independiente ya no es ningún misterio, y que además la producción en España de este género está teniendo una considerable repercusión, tampoco. Hace unos días os hablábamos de Iro Hero, un shooter vertical creado por los madrileños  de Artax, y ahora le toca el turno a Beekyr Reloaded, de Kaleido Games, la versión definitiva del eterno juego de Jaime Domínguez y su equipo que aterriza en Switch para alegría de los seguidores del género.



Largo es el camino que ha recorrido Beekyr hasta llegar hasta el momento actual. Desde que nació como juego para dispositivos móviles y luego abanderado de OUYA alrededor de 2013, hasta hoy, que ha conseguido moldearse, mejorar en todos los aspectos y redondearse como un notable juego tipo matamarcianos con bichos y una clara influencia del clásico Apidya en sus entrañas.

Ahora esta nueva versión está disponible para ordenadores Windows a través de la plataforma Steam (donde el autor lo estuvo mejorando durante unos meses al entrar en la modalidad early access y obtener valioso feedback de los jugones), y Switch. Básicamente son el mismo juego, aunque existen unas sutiles diferencias entre ambas, como la ausencia de algunos filtros gráficos o el cameo de Ikuro de Apidya en la versión para la consola de Nintendo. Nada importante, en realidad, y es que el trabajo realizad por Akaoni (Zombie Panic in Wonderland) es de agradecer, no en vano se ha adaptado el juego original al motor Unity para hacerlo correr en Switch, y si hay suerte, con posibilidad de publicarlo en otras plataformas como Xbox One o PS4. Volveremos a la conversión un poco más adelante.

Las avispas nos roban el polen de nuestra colmena. ¡A por ellas!


No mosquees a una abeja (chiste fácil)
La historia en Beekyr Reloaded es sencilla; y es que las malvadas avispas han robado el polen de la colmena de Beekyr y el resto de sus compañeras. Lejos de amilanarse, nuestra valiente abeja decide arrancarse e iniciar un largo (y peligroso) viaje a través de numerosos niveles para derrotar a los avispones, recuperar el preciado polen y llegar hasta el final del juego. Casi nada.

Planteado principalmente como un matamarcianos horizontal con variedad de escenarios y situaciones, en Beekyr Reloaded también nos encontraremos con niveles verticales, fases oscuras, otras de huida, enfrentamientos contra bosses... Posiblemente estas mecánicas jugables variadas son lo que proporcionan el mayor atractivo de un juego que de por sí ya resulta adictivo y divertido a partes iguales. Toda vez nos encontramos con una fase tradicional de corte horizontal, nos cargamos el jefe final, como tenemos que huir a toda mecha de una colmena de avispas evitando estrellarnos con el escenario, bajar hasta el suelo a lo largo de un árbol o enfrentarnos a una tormenta cargada de lluvia que nos empuja insistentemente haciendo más complicado el control.

Algunos niveles cambian la perspectiva a vertical. En este caso sin scroll.


Inspirado quizás un poco más en la línea de lo que se han venido a denominar tradicionalmente euroshooter (el propio Apidya en su momento, Blood Money o más recientemente Söldner X, por ejemplo), en Beekyr tendremos que esquivar balas, elementos del escenario y enemigos al tiempo que destruimos a estos últimos, anulamos algunos de los disparos de los malos (otros no son destructibles) y evitamos chocarnos o terminar en algún camino sin salida.

En el otro lado, nuestra abeja solo puede subir de nivel de disparo recogiendo determinados items y acaparar bombas en su particular inventario. Puede que algo más de variedad en este apartado le hubiera dado más salsa al asunto, posibilitando que nuestro personaje tuviera disparos diferentes, por ejemplo, pero no deja de ser un detalle menor.

Una vez metidos en harina, Beekyr Reloaded destaca por un buen planteamiento de sus niveles, sus diferentes músicas, la variedad de escenarios y una jugabilidad muy ajustada. De hecho, no hay que olvidar que el juego propone diferentes niveles de dificultad (hasta 5), y que lo suyo es empezar por el más bajo, para luego ir subiendo y disfrutar con los cambios (algunos sutiles, otros no tanto), que nos obligará a estar más atentos, a utilizar con habilidad nuestros dedos y a sudar la gota gorda. De hecho, el modo «hardcore/elite» se acerca ya un tanto a los habituales danmakus nipones, y quizás mejor ponéis unas velas a vuestro santo/a preferido/a antes que enfrentaros de primera a este modo seleccionable una vez os terminéis el juego en dificultades anteriores.

Viajaremos con nuestra abeja a lo largo y ancho de multitud de escenarios


Lo mejor de esto, es que al buen número de fases que incluye el juego (hasta 35 diferentes), se une la posibilidad de tratar de pasarlo en niveles de dificultad superiores. La versión para Switch espera, sin embargo, un parche más pronto que tarde para equilibrar un tanto esta dificultad y pulir algunos aspectos técnicos para acercarla aún más a la de su prima en ordenadores compatibles. De todas formas, tener la posibilidad de compartir partida con un amiguete, incluso en la misma consola y con dos joycon separados de la pantalla, es una verdadera gozada, y el nivel de obsesión puede subir peligrosamente en el momento en que nos piquemos por conseguir la puntuación más alta, descubrir los secretos que guardan las naves y situarnos en todo lo alto de la tabla de records online.

Un salto apreciable
Las diferencias entre el primer Beekyr y esta versión más moderna saltan a la vista. Todos los gráficos (escenarios, objetos, enemigos, etc.) han sido remodelados y dotados de una personalidad propia gracias al trabajo de Dany Snowyman. Los escenarios cobran otra dimensión debido al uso de los siempre interesantes planos de scroll (a pesar de que en ocasiones nos jueguen malas pasadas ocultando algunos disparos, por ejemplo), y los efectos de luces y sombras en las colmenas son un toque que ayuda a mejorar la ambientación del conjunto global. Especial atención a algunos bosses, que, aunque algo parcos en sus patrones de movimientos, son interesantes y algunos, como la mantis, realmente divertidos. Otros bichos como moscas, escarabajos o las cucharachas que pululan a sus anchas proporcionan el colorido necesario al conjunto.

Podremos desbloquear otros personajes


Puede que en ocasiones falta algo de consistencia o de linealidad en todo el trabajo, pero en general es un esfuerzo muy notable que ahora goza de la posibilidad de aplicar diversos efectos gráficos tipo imitación monitores CRT, etc. que resultan interesantes. Por otro lado, la banda sonora también es más que correcta, y algunos temas son especialmente pegadizos y en consonancia con la acción en pantalla. Nos encantan esas cortas voces digitalizadas que de vez en cuando los protas sueltan, así como algunos sonidos especiales por aquí y allá. Cumplen de sobras su cometido.

Beekyr Revenge es un matamarcianos notable. Inspirado en clásicos de la vieja escuela y dotado de cierta personalidad bichera, sus diseñadores han cogido retales de aquí y allá, lo han dotado de un estudiado diseño de niveles, un equilibrio interesante en las diferentes mecánicas que plantea y un aspecto técnico cuidado. El modo cooperativo, los extras en forma de otros personajes desbloqueables, los diferentes niveles de dificultad, el ranking online... todo ello redondea aún más un producto que ha sido tratado con mimo y es fruto de un esfuerzo encomiable y dedicado a un precio más que ajustado (apenas 10 €). Puede que algunos detalles en la conversión puedan ser mejorables en el futuro gracias a una actualización que sabemos de primera mano que está en camino, pero lo realmente importante es que nos encontramos, una vez más, ante la demostración de que el tesón lo puede todo, y que la producción independiente de videojuegos en nuestro país puede codearse con la del resto del mundo. ¡Recomendable!

¡Mucho ojo con los disparos indiscriminados de este escorpión!

Impresiones realizadas con la versión para Switch. Beekyr Reloaded está disponible en Steam para ordenadores Windows y en la consola híbrida de Nintendo.

Lee nuestra entrevista con Jaime Domínguez de Kaleido Games en el número 10 de RetroManiac

Encontrarás más información en la web oficial

No hay comentarios:

Publicar un comentario