13 de junio de 2018

Impresiones con 'Street Fighter 30th Anniversary Collection' para Switch; ¿tres décadas de historia en la recopilación definitiva?

El pasado 29 de mayo se puso por fin a la venta el último recopilatorio de la serie Street Fighter; un pack con doce títulos icónicos de la serie que recorren la historia viva del videojuego. Desde aquel olvidable Street Fighter del 87, hasta la serie Street Fighter III. Maravillas bidimensionales repletas de golpazos y llaves especiales que te darán juego para mucho rato.



Y es que Capcom sabe como aprovechar el tirón de sus sagas, y más cuando la serie que comenzó Takashi Nishiyama en 1987, mejorada hasta lo indecible luego en 1991 por Yoshiki Okamoto y su equipo con Street Fighter II: The World Warrior, ha aguantado con paso firme hasta la actualidad a pesar de algunos desvaríos y bajones en su calidad.



El pack distribuido en nuestro país por Koch Media y que está disponible para Switch, Xbox One y PS4 (además de ordenadores Windows), es un reconocimiento notable a los 30 años de evolución 2D, que además de incorporar 12 juegos de lo más representativos, también incluye un buen puñado de material extra a modo de museo sobre el que volveremos más adelante. Pero vayamos primero a por la chicha...

Estos son los juegos a los que tendremos acceso


12 juegazos... menos uno
Capcom decidió que para esta recopilación se iba a centrar en los juegos más o menos canónicos en 2D. Así, se quedan fuera la serie EX en 3D o la aparición de los personajes en otros títulos de lucha one vs one como Marvel vs Capcom, o uno de mis favoritos: X-Men vs. Street Fighter. Podríamos estar implorando por la incorporación de alguno de esos juegos con personajes mezclados de mediados de los 90 hasta el infinito (ya llegará, ya), pero por el momento nos vamos a conformar de manera más que satisfactoria con la docena de juegos incluidos en Street Fighter 30th Anniversary Collection:
  • Street Fighter
  • Street Fighter II
  • Street Fighter II: Champion Edition
  • Street Fighter II: Hyper Fighting
  • Super Street Fighter II, 
  • Super Street Fighter II: Turbo
  • Street Fighter Alpha, 
  • Street Fighter Alpha 2
  • Street Fighter Alpha 3
  • Street Fighter III,
  • Street Fighter III: 2 nd Impact
  • Street Fighter III: Third Strike
Prácticamente todos han envejecido la mar de bien. La jugabilidad sigue siendo exquisita, y poder disfrutar de un tortazo la evolución de las mecánicas de la saga a media que se iba contagiando de otros títulos de lucha o imponía sus propias variantes, es una delicia. Desde la sencillez aparente de Street Fighter II, cándido en comparación con lo que se convertiría luego en Street Fighter Alpha 3, por ejemplo, hasta la vuelta más o menos genuina a los orígenes con la trilogía de Street Fighter III en plena ebullición de las máquinas de 128 bits. Prácticamente son los juegos que marcaron el devenir de la saga, los que hay que jugar para comprender su historia, aunque antes tengamos que pasar por el mal trago de la primera entrega por cuestiones históricas, y es que, aunque cuente con el beneplácito de ser muy tempranero (1987), la verdad es que ese primer Street Fighter sigue siendo una oveja negra que falla en lo jugable y cuya presentación está varios escalones por debajo del resto. En fin, necesario por ser el primero, pero preferimos cubrir un tupido velo y centrarnos en el resto.

El valor histórico de Street Fighter es innegable, pero no tanto su jugabilidad


Los juegos emulados son las versiones internacionales de las máquinas arcades originales (hubiera sido un detallazo poder cambiar entre diferentes áreas), y las opciones de juego nos permitirá cambiar algunas particularidades como el nivel de dificultad, el daño producido/recibido, el tiempo, etc. Si preferís embarcaros en el juego arcade original, encontraréis horas y horas de combates con multitud de personajes y diferentes jugabilidades a medida que pasáis de una saga a otra. ¿El Street Fighter II definitivo?: Probad Super Street Fighter II: Turbo; ¿el Alpha más bestial?: Street Fighter Alpha 3 es vuestra elección. ¿Queréis más velocidad al SF II de toda la vida?: Ahí está Street Fighter II: Hyper Fighting.

¡Ruge la música!

Además del modo arcade en solitario, también podréis probar a entrenaros en cuatro de los 12 títulos, coincidiendo con las modalidades online, y siendo además los puntos de inflexión de la serie: Street Fighter II: Hyper Fighting, Super Street Fighter II: Turbo, Street Fighter Alpha 3 y Street Fighter III: Third Strike. Entrenar os va a venir bien: primero para desentumecer vuestros agarrotados dedos después de tanto tutorial guiado en los juegos actuales. Y segundo porque si decidís meteros a competir en línea contra auténticos virtuosos del joystick necesitarás algo más que acordarte de tus viejas partidas de jovencito. ¡Ay! El tiempo no pasa en balde. No desesperes, seguro que encuentra a alguien de tu nivel que no sea un dios del hadōken, o bien puedes probar a echarte unas partidas primero contra alguien en el mismo sofá, benditos tiempos en los que dos jugadores se pegaban codazos. La versión Switch incluye además un interesante modo exclusivo para 8 jugadores en local mediante el que organizar un torneo al modo de Super Street Fighter II: Tournament Battle.


Guile está a punto de recibir una buena... ¿o quizás no?

Si jugáis con la consola de Nintendo, os recomendamos, eso sí, que lo hagáis con el mando Pro o equivalente, pues los análogicos de los joycon son poco fiables e irregulares para la precisión que los rápidos combates nos obligan a tener. Es quizás lo peor, y un nuevo lamento por Nintendo al no haber incorporado al menos una cruceta digital en su diseño, ya que el juego en modo portátil pierde bastantes enteros solo por los controles y algunos problemas con los sonidos si no confiáis en unos cascos. En algunos juegos como Street Fighter II, ciertos golpes y sonidos de las melodías se 'pierden' y no los podréis apreciar a no ser que juguéis con auriculares.

La serie Alpha (Zero en Japón), introdujo no pocas novedades en lo jugable. ¡Y más personajes!


Un auténtico museo
Otro de los puntos fuertes de esta recopilación es sin duda la cantidad de información audiovisual incluida a modo de extra. Toda la historia cronológica del juego a golpe de botonazo, las melodías, escaneos de arte, pantallazos, curiosidades, anécdotas... un sin fin de datos que justifican de alguna manera los gigas que ocupa el juego. Es cierto que gran parte de las ilustraciones que encontraréis no son nuevas y ya estaban disponibles en diferentes recopilatorios como el excelente The Art of Street Fighter o Undisputed Street Fighter, pero también se ha confirmado que algunos de los documentos encontrados en viejos cajones de la compañía nipona han sido escaneados y reproducidos por primera vez. En cualquier caso, una delicia para los amantes de la serie y de los videojuegos en general, que sabrán apreciar el nivel de detalle y zoom que puede aplicarse en cada una de las láminas incluidas.

Podríamos perder toda la tarde en el modo museo


Mientras repasamos la biografía de Ryu o Chun-Li (¿cómo olvidar aquel reportaje de Hobby Consolas sobre el cartucho de SNES donde muchos de nosotros tuvimos un contacto más directo con estos curiosos tipos/as reparte tortas?), también podremos disfrutar de la banda sonora de la serie, mítica (y casi mística para algunos), que quizás tuvo un bajón en Street Fighter III, con un cambio de registro que no venía más a cuento que el de seguir las modas musicales de la época. Sea como fuere, es una delicia pasar el rato leyendo y escudriñando ilustraciones y arte. Os lo aseguramos.

La serie SFIII volvió algo a los orígenes

En cuanto a la calidad de la emulación, es más que notable dados los estándares actuales. Aparte de las consideraciones con el sonido y la versión Switch en concreto en modo portátil (sin cascos) al que os hacíamos referencia antes, poco más hay que anotar. Todos los juegos cargan inmediatamente, son fluidos, hay diferentes opciones gráficas (filtros, pantalla ancha), podemos guardar la partida, opciones de rebobinado, configurar opciones y botones de acción (comunes a todos los juegos, por cierto). No hay mucho que objetar, buen trabajo por parte de unos expertos en estas lides como Digital Eclipse, en la palestra desde principios de los 80 y cuya videografía está plagada de emulaciones más que fiables.

Nuestro primer time extended estuvo dedicado precisamente a la saga


Conclusión
El mejor pack de juegos de la saga Street Fighter ha llegado. Hasta que la propia Capcom no decida agrandar su estela añadiendo nuevos títulos (como los spin-off, los crossover, o la serie a partir de Street Fighter IV), poco podremos objetar a un producto así. Quizás más opciones a la hora de seleccionar los juegos originales, como tener el control sobre la versión japonesa, por ejemplo, o unos filtros gráficos un poco más trabajados que sean fiel reflejo de lo que se cuece con los shaders en la comunidad emuladora, hubieran puesto la guinda a un pastel tremebundo y muy genuino, perfecto para darse un atracón de historia y de salir con la cara amoratada cada vez que le deis un tiento. «Round 1! Fight!»

Street Fighter 30th Anniversary Collection está disponible en edición física y digital para PS4, Xbox One, Nintendo Switch y ordenadores Windows. Encontraréis más info en la web oficial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario