16 de noviembre de 2017

GameShell quiere convertirse en la próxima consola portátil para crear juegos y disfrutar de clásicos emulados

Con un diseño y concepto similar al de Game Boy, llega un nuevo producto a las fauces del crowdfunding en Kickstarter, y es que Clockwork presentó hace unos días la consola portátil GameShell, un interesante sistema pensado para disfrutar de nuevos lanzamientos, 'trastear' con él, pero también para volver a jugar a esos clásicos de toda la vida gracias a la emulación. Nada que no hayamos visto antes, pero ciertamente atractivo.



El aparato, que funciona usando una versión modificada de Linux como sistema operativo y un procesador A7 al estilo Raspberry Pi, está ideado para los entusiastas de la electrónica que quieran desarrollar su propio software o usar las diferentes partes de las que se compone el aparato para experimentar con el hardware, no en vano parece que habrá que montarse uno mismo el kit (aunque según sus diseñadores será bastante sencillo).



Por otro lado, su potencia la hace perfecta para emular todos esos sistemas clásicos que ya conocemos sobradamente por aquí, pero también para correr juegos de la escena independiente o títulos desarrollados específicamente para el sistema. La cantidad de botones y la pequeña pero notable pantalla incluida en el kit, hacen que la consola sea bastante adecuada para estos menesteres. Según parece , sus diseñadores ya cuentan con el beneplácito de los creadores de Cave Story, Strife, etc.



Para tareas de emulación GameShell incluirá en un principio Retro Arch, asegurándose así un apoyo más o menos continuo gracias a la comunidad que rodea este sistema de emulación, mientras que su compatibilidad con lenguajes de programación como C, Python o LUA, también aseguran su uso para los más curiosos ingenieros del lugar. La consola podrá adquirirse por unos 80 € (más gastos de envío), aunque existen recompensas superiores.


Más info en la página de la campaña de crowdfunding 

No hay comentarios:

Publicar un comentario