17 de junio de 2013

Impresiones con The Night of the Rabbit, la última aventura gráfica de los creadores de la saga Deponia

Las aventuras gráficas dicen que están muertas, y no es cierto. Qué duda cabe que hace mucho que pasó su momento de más esplendor, cuando casi todas las grandes compañías se volcaban con algún título del género, pero estas siguen teniendo su público y gracias a ello viven empresas centradas en la aventura como la española Pendulo Studios o el estudio alemán que ahora nos ocupa, Daedalic Entertainment. Desde luego que una buena aventura nunca podrá proporcionar la acción inmediata y directa de un tipo Doom (me niego a llamarlos FPS, mis disculpas), pero es como el teatro: por muy mal que digan que esté siempre tendrá su público.


El caso de Daedalic es curioso, pues gracias a su apuesta por la aventura más clásica (aquí cuando hablamos de clásicos nos referimos a Lucas) han conseguido con la trilogía de Deponia (del cual aún queda el tercer título por salir al mercado) revitalizar unas mecánicas y sistemas de juego que muchos consideraban directamente obsoletas y ya superadas.

Night of the Rabbit

Sin embargo, antes de terminar con la saga de Deponia, Daedalic nos presenta The Night of the Rabbit, una nueva aventura en la que acompañaremos a Jerry, un niño de 12 años cuya principal ilusión es convertirse en mago. El verano está a punto de acabar (quedan dos días, según nos indica su madre, lo que significa... ¡dos días aún de aventuras antes de empezar el colegio!), y entonces sus sueños parecen convertirse en realidad: de pronto se encuentra con un conejo elegantemente vestido, el cual por los avatares del guión le guiará en su aprendizaje de mago.

Night of the Rabbit

Para los que busquen un nuevo Deponia en esta aventura, es necesario decir que no tienen a nivel argumental y de ambientación nada que ver. Aquí todo es visto desde la perspectiva de un chaval de doce años dotado de gran imaginación, no hay humor gamberro ni situaciones absurdas (todo lo “no absurdo” que pueda ser tener como guía un conejo parlanchín con conocimientos mágicos).

Night of the Rabbit

Desde el punto de vista técnico, el juego sigue más o menos los cánones de Daedalic en Deponia, es decir, gráficos preciosistas en 1080p bidimensionales con determinadas animaciones a lo Lucas (de sólo unos pocos fotogramas), inventario accesible desde la rueda del ratón, etc. Eso sí, no cuenta con la tecla de ayuda de los Deponia que te marcaba en el escenario todos los objetos con los que se podía interactuar, lo cual si eres un jugador de aventuras clásico y curtido te dará igual porque no lo habrás utilizado, y si no... pues bueno, es acostumbrarse a explorar los escenarios. Ah, y al no estar el juego editado por FX Interactive los diálogos no están doblados al castellano, aunque los textos sí que lo están. Y ya que mencionamos el aspecto sonoro con el tema de las voces, si hablamos de la música nos encontraremos con unas composiciones suaves y sencillas de acompañamiento al argumento que se desarrolla, es decir, todo en plan etéreo y místico que le va genial a la aventura.

Night of the Rabbit

Sin embargo, un punto en el que flojea un poco el juego con respecto a los títulos de Daedalic es en los puzles. En general están bastante bien construidos, pero por desgracia presentan bastantes altibajos, teniendo que recurrir a la combinación de todo con todos. Esto siempre pasa en las aventuras cuando te atascas, pero la diferencia entre una buena aventura y otra que no lo es tanto es que, aunque a priori no sepas ver la lógica, una vez descubierto qué va con qué sí comprendes que en el fondo tenía sentido. No es que los puzles sean un sinsentido ni nada por el estilo, es simplemente que Daedalic nos tenía demasiado bien acostumbrados con sus anteriores títulos y en este aspecto The Night of the Rabbit no ha salido tan redondo.

Night of the Rabbit

El juego es una buena aventura, siempre que te gusten las historias tipo 'Alicia en el País de las maravillas'. Le cuesta un poco arrancar, cierto, pero después se despliega una aventura llena de fantasía y encanto que atrapará a cualquiera que adore las grandes historias de fantasía. Aunque carece del humor gamberro de Deponia, también presenta una buena colección de puntos divertidos que harán las delicias de cualquier aventurero dispuesto a darle una oportunidad. Porque, pese a sus defectos, Night of the Rabbit la merece.

Visita la web oficial del juego

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Es el Spectrum Next la evolución que esperabas del <i>Speccy</i>? Tim Gilberts nos muestra en exclusiva la esperada máquina

Los pasados 27 y 28 de octubre tuvo lugar la Play Expo Blackpool 2018 , un encuentro retro en la ciudad costera británica cerca de Mán...