20 de junio de 2013

Entrevistamos a los creadores de la película documental 100 Yen sobre los recreativos. ¡Mucha chicha oigan!

100 Yen: The Japanese Arcade Experience
La película es muy interesante y nos acerca al fenómeno arcade nipón
Hablamos con Brad Crawford, director de 100 Yen: The Japanese Arcade Experience, una película documental de aproximadamente una hora que habla sin tapujos sobre el asunto arcade en el mundo centrado sobre todo en la buena salud de la que gozan los salones recreativos en Japón. Rodada con mucho mimo y esfuerzo, Crawford y su equipo hablan con grandes personajes de la industria, visitan una gran variedad de locales tanto en el país nipón como en Estados Unidos y obtiene un material realmente interesante y valioso para todos los aficionados a los videojuegos que echamos de menos esos recreativos o bares con las máquinas de turno. La película ya está disponible en DVD, y para el último trimestre de año se espera la salida en disco en descarga digital y disco Blu-Ray, que incluirá además algunos extras.


100 Yen: The Official Story Trailer from Strata Studios on Vimeo.

¡Hola! Muchas gracias por atender nuestras preguntas. Nos gustaría que en primer lugar nos contarais algo sobre el equipo de producción de la película, para que nuestros lectores puedan conoceros un poco.

Me llamo Brad Crawford y soy el director de 100 Yen: the Japanese Arcade Experience. Nací y crecí en Winnipeg, Canadá, y he vivido en Osaka, Japón desde 2005 hasta 2008. Soy copropietario de Strata Studios junto a BJ Verot, quien ha sido además el director de fotografía de la película. Somos una productora independiente muy pequeña especializada en películas documentales.

¿Por qué un documental sobre los arcades? 

Nací con los recreativos. He pasado muchas horas memorables disfrutando con los arcades en el centro comercial que tenía cerca de casa y siempre que podía me gastaba algunas monedas en las máquinas. Y entonces, de repente, desaparecieron. Es extraño cuando algo que recordabas tan gratamente de tu infancia desparece sin más cuando creces y te haces adulto. Así que fue toda una revelación cuando me mudé a Japón y descubrí que no solo los arcades seguían existiendo allí, y que además habían evolucionado hasta convertirse en auténticos paraísos para jugones que superaban lo que podría haberme imaginado por mucho. Tenía que documentar lo que estaba viendo y compartirlo con el resto del mundo, sobre todo cuando al volver a Canadá sentí mucha nostalgia al haber  redescubierto los recreativos en Japón.

100 Yen: The Japanese Arcade Experience
Los centros de ocio de Taito son impresionantes

¿En qué se dirías que se diferencia vuestra película sobre otras de corte similar acerca de videojuegos?

Diría que la diferencia de nuestro documental con respecto a otras películas sobre videojuegos es probablemente su carácter internacional. Buscamos una subcultura extranjera desde la perspectiva de norteamericanos y la comparamos no solo con nuestras experiencias anteriores, pero también con las iniciativas tipo arcade/bar que se están dando en la actualidad, por ejemplo en Las Vegas. Lo cierto es que nuestra meta era lograr un producto especialmente ilustrativo de la situación, difundir la idea de lugares públicos donde jugar y hacer que la gente se de cuenta que los arcades no están ni mucho menos muertos. Además de todo esto, creo que hemos logrado un objetivo más. Los japoneses parecen no apreciar lo que tienen en la actualidad con los arcades, y al mostrar en nuestra película la manera en que echamos de menos estos salones recreativos en occidente, quizás ahora se den cuenta de su importancia e incluso apoyen aún más estos lugares.

Para obtener la financiación recurristeis a una campaña de crowdfunding en indiegogo. ¿Qué pensáis de estos mecanismos para conseguir el dinero necesario para proyectos Indie como el vuestro? 

Creo que son formas excepcionales para llegar a nuestra audiencia. Normalmente al tratar de convencer a las exhibidoras de la calidad que puede tener un producto nos topamos que simplemente no tienen interés o no encajan con las líneas de lo que andan buscando en ese momento. Para nosotros era imposible costear los gastos de esta producción con nuestro propio dinero. Sólo el presupuesto para efectos especiales y el acabado de 100 Yen era ya superior a los 25.000 dólares, y además había que contar con más cosas como seguros, remezcla de audio o el volcado de los archivos digitales desde una cámara HD, así que no sólo teníamos que llegar a una audiencia interesada en el contenido de la película, sino que además teníamos que ofrecerles un producto sólido y profesional, incluso si nos llevase más tiempo de lo que pensábamos en un principio.

¿Cómo se desarrolló la campaña?

La verdad es que cuando comenzamos este viaje no pensábamos que nos iba a llevar tres largos años, pero eso es lo que ocurre cuando quieres hacer un producto sólido a partir de un presupuesto tan ajustado.

Tenemos algo de curiosidad sobre la labor de producción. ¿Qué fue lo más complicado de conseguir a la hora de grabar en estos espacios públicos y privados de Japón? 

Sí, grabar en Japón desde luego acarrea una serie de problemas, pero afortunadamente al ser residente canadiense y no estar pagado por ninguna empresa japonesa no tuvimos que sacarnos un visado de trabajo para poder filmar, aunque claro, mover equipos como los nuestros entre diferentes países siempre es complejo y puede ser muy estresante en algunos momentos. Por otro lado, grabar en los propios salones arcades no está bien visto, así que tuvimos mucha suerte al contactar con Taito y que nos proporcionaran acceso ilimitado a sus locales. Fueron gente muy dedicada que nos ayudaron en la película en todo lo que pudieron y nos proporcionaron grandes entrevistas.

100 Yen: The Japanese Arcade Experience
A pesar de las dificultades el equipo ha conseguido unas imágenes fantásticas

Por cierto, ¿fue muy difícil concertar precisamente estas entrevistas?

En ocasiones simplemente tuvimos ayuda de gente en Internet que nos indicaba la dirección correcta y que incluso se desplazó para ser entrevistada. Nuestra agenda estaba muy abierta e hicimos todo lo posible por ser flexibles y llegar al mayor número de localizaciones en Japón. No es que simplemente nos quedáramos en Tokyo, cogimos los trenes bala y viajamos a lo largo del país para poder hablar con algunas figuras importantes del videojuego. Muchas grandes entrevistas simplemente coincidieron con nuestro tour por el país, en muchas ocasiones ni siquiera sabíamos como nos iba a ir, o que tipo de información íbamos a obtener de estos encuentros, pero teníamos una idea concreta de donde podrían rellenar los huecos de nuestras historias algunas personas y así les íbamos encaminando un poco para obtener un discurso concreto.

En cuanto a grabar hay que ser bastante discreto porque por ejemplo es ilegal ‘plantar’ un trípode en la calle sin obtener antes un permiso, que por otro lado es dificilísimo que te lo concedan en ciudades como Tokyo. Así que simplemente realizamos un poco una grabación de ‘guerrilla’, incluyendo un divertido homenaje a ‘Lost in Translation’ cuando filmamos en el famoso cruce de Shibuya desde el Starbucks. Es una de mis tomas favoritas de la película (aparece en el trailer), ya que no está permitido grabar desde aquel edificio, pero tuve la gran suerte de utilizar una cámara poco aparente y una pequeña grúa de suelo que nos permitieron obtener algunas tomas muy divertidas y que de otro modo hubiera sido imposible.

100 Yen: The Japanese Arcade Experience
En recreativos como este podemos pedirle al dueño que nos cambie la placa
de un mueble por nuestro juego favorito.

¿Alguna anécdota divertida o interesante que nos podáis contar durante vuestra estancia en el país?

Comenzaré diciendo simplemente diciendo que a pesar de lo que os digan los japoneses… ¡no comáis pollo crudo!… aunque estoy seguro de que os imaginaréis de cómo termina la historia.

Qué horror...

Sí, aunque bueno, uno de mis momentos favoritos de la grabación fue cuando por fin pudimos encontrarnos con Tez Okano, diseñador de juegos en Sega y muy conocido por su pasión por los arcades. Okano quería que grabásemos en las instalaciones de Sega aunque también pensaba que desde la empresa se negarían a ello y no nos dejarían entrevistar a nadie. Nos llamó y nos dijo que lo buscáramos en el cuartel general de Sega en Tokyo, que él se encargaría del resto. Concertó la entrevista que podéis ver en la película con Hiro Kawasaki (una de mis favoritas por cierto). Pero eso no es la parte divertida, lo bueno es que nos entregó antes una copia de un manga que él mismo había producido y en el que el protagonista era precisamente un hombre de mediana edad que adora los arcades… El personaje viste una típica chaqueta de cuero y unos pantalones vaqueros, ya sabéis, y como no podía ser de otra forma, el propio Tez apareció en la entrevista vestido exactamente de la misma forma. Es uno de esos momentos en que no puedes más que sonreír. Este hombre dedica tanto esfuerzo a la cultura del videojuego y estaba tan entusiasmado por ayudarnos y ser parte del proceso, que fue todo un honor coincidir con él.

100 Yen: The Japanese Arcade Experience
Una leyenda de los videojuegos impartiendo clases magistrales

Los japoneses son únicos para este tipo de detalles. ¿Y qué nos contáis de la genial banda sonora que suene en la película. Parece que también hay una atractiva historia detrás de ella…

¡Claro! Fue cuando encontramos Café La Siesta en Kyoto, un bar temático de Nintendo que aparecía en las guías de entretenimiento del hotel en el que descansábamos. Un día me tumbé en la cama, abrí un libro para visitas a la ciudad al azar solo para comprobar que había interesante cerca del hotel y me encontré de frente con una foto de un pequeño bar donde una GameBoy gigante presidía uno de sus rincones. Afortunadamente conocía la zona bastante bien para poder hacerme una idea general de más o menos donde podría encontrarse el bar, así que salimos a la calle y después de un paseo nos encontramos con el local. La verdad es que estaba un poco apartado pero una pequeña pegatina de Mario en un callejón nos proporcionó la pista definitiva.

Entramos en el bar y pedimos al encargado un par de esas bebidas tan interesantes que aparecían en la carta y que incluían unos cubos de hielo con formas de personajes de videojuegos, y comenzamos a hablarle acerca de nuestro proyecto. Resultó que se dedicaban también a componer música tipo chiptune y que de vez en cuando organizaban eventos y conciertos en el bar. Les mostré el trailer que teníamos preparado y compramos algunos de sus CD’s… Al final resulta que es precisamente de aquí de donde proviene la banda sonora de la película. Son unos tipos increíbles, tanto en lo personal como musicalmente. Uno de mis mejores recuerdos del proceso de filmación, sin duda.

100 Yen: The Japanese Arcade Experience
Uno de los mejores jugadores de Street Fighter. Solo hay que verlo en acción... O_O

La película transcurre sobre todo en Japón, país en el que los salones recreativos todavía están muy arraigados a pesar de que han sufrido cierta evolución. ¿Por qué en Japón siguen existiendo estos lugares y en otras partes del mundo quizás ya no? ¿Cuáles podrían ser las razones de esta diferencia?

Son diferencias culturales y sociales sobre todo. El que la mayoría utilice los trenes ha provocado que las estaciones se conviertan en puntos de encuentro. La ubicación física de estos lugares está claro que influye en este aspecto del negocio, al igual que la gran densidad de población, pero además es que son aspectos muy enraizados en su cultura. El juego, ya sea mediante portátiles, en el móvil, las consolas, recreativos, etc. está aceptado como un hobby en Japón. Si eres un jugón y lo haces para divertirte y rellenar tu tiempo de ocio eso es algo que está aceptado y respetado por los demás. No existe un estigma negativo alrededor de los arcades, atraen a un tipo de público tan diverso, al contrario de lo que ocurre en ocasiones en occidente con noticias sobre violencia relacionada con los videojuegos por ejemplo. Los salones recreativos crecieron en Japón y se expandieron atrayendo siempre a jugadores de todas las edades, sin distinciones de ningún tipo.

100 Yen: The Japanese Arcade Experience
Siguen existiendo reductos como Ebisen en los que se dan cita los
juegos y jugadores más tradicionales

En cualquier caso en la película también observamos como han cambiado la manera de organizar los recreativos, en esos tres famosos niveles, donde lo hardcore queda arriba del todo y las máquinas de baile siguen siendo muy interesantes para el público, aunque claro también quedan lugares  como el Game-Inn Ebisen, sitios que mantienen el espíritu inicial de estos salones. Nos ha encantado como podían cambiarse las placas de las máquinas a gusto del consumidor y que se llevasen las puntuaciones en papel…

Sí, Ebisen fue uno de los arcades que más me gustó durante nuestras visitas. Un lugar tan divertido e independiente. Son precisamente esos lugares donde podemos encontrar más fácilmente la sensación de comunidad alrededor de los recreativos. Fue genial.

Visitáis un gran número de lugares en el documental. Desde Arcade Stations de Taito, hasta oficinas de Sega en Osaka. ¿Cuál fue el lugar que más os sorprendió y por qué?

Habiendo vivido en Japón, fue muy divertido visitar lugares más restringidos como puedan ser oficinas o las trastiendas de los salones recreativos. Pudimos entrar en Hey!, un recreativo muy famoso de Akihabara antes incluso de que abrieran las puertas al público y ver como funciona el salón desde dentro. Fue una experiencia que será difícil que olvide. Otro momento detrás de las bambalinas genial fue cuando nos encontramos en las oficinas de SEGA y Hiro, el responsable de audio de la desarrolladora, nos invitó a pasar a su estudio, justo el lugar desde donde se crea mucha de la genial música de los juegos de SEGA. Fue algo surrealista encontrarnos en ese lugar sabiendo todo lo que ha salido de un sitio así.

100 Yen: The Japanese Arcade Experience
El documental también cuenta con algunas infografías

Un concepto que se repite en la película es el efecto socializador de los recreativos frente a la soledad de jugar en casa, sin embargo los japoneses no se caracterizan precisamente por la efusividad, y de hecho en la película aunque se vean los grupos no queda claro que se estén disfrutando juntos. En España (no sabemos en USA), era muy común que los jugadores se turnasen en las recreativas para llegar hasta el fin del juego, y que se congregasen corrillos alrededor de un auténtico jugón. Luego volveremos a la situación de los arcades en nuestro país, ¿pero esto es así, existe esa diferencia cultural?

Seguramente son sólo aproximaciones diferentes. Creo que la cultura de los arcades en Japón tiene un gran componente social. Tienes que ser aceptado como un miembro que pertenezca a la misma y cuesta más tiempo conseguirlo. Los japoneses no suelen abrirse a los extranjeros fácilmente y como mencionamos en la película son muy orgullosos, así que trabajan mucho para conseguir ser los mejores en sus respectivos hobbies. Es una atmósfera social la que se vive en los recreativos, pero también es un círculo muy cerrado y elitista que solo se abre ante aquellos jugones y fans que realmente lo merezcan. Convertirse en miembro es más un privilegio que un derecho… algo en lo que trabajar duro para terminar por conseguirlo.

100 Yen: The Japanese Arcade Experience
Son varios los entrevistados de interés en la película

También se habla de la decadencia del arcade por culpa de la mayor potencia de las consolas, ¿pero no es diferente disfrutar del ambiente y de máquinas que son imposibles de concebir en casa? ¿No son juegos y sensaciones distintas?

Estoy totalmente de acuerdo. Los grandes muebles de recreativa que se mueven siempre han atraído a los jugadores, son impresionantes y te sumergen mucho más en la experiencia de juego. Gran parte de lo que hacen interesantes a los recreativos es precisamente esto, querer experimentar juegos de una forma diferente que de otra forma no sería posible. Por ejemplo, para mi la última versión de Afterfurner de SEGA es una de las experiencias más interesantes que he tenido últimamente. El movimiento de la cabina es muy dinámico y excitante, y provoca que nos sintamos más conectados al avión en el que volamos. Un paso más en esta dirección son los juegos de Gundam en Japón. Esas cosas son increíbles… El día en que tengas algo así en tu sótano será el día en que no necesitemos ir más a los recreativos. Y por último las nuevas máquinas que funcionan a partir de cartas son muy divertidas de jugar e incluso de observar. Es muy impresionante ver como interactúan los jugadores con cartas virtuales en una pantalla horizontal. Yo mismo fui un jugador habitual de los muebles recreativos tipo ‘table-top’, así que estas nuevas máquinas me llamaron rápidamente la atención. ¡Es la mejor idea de todos los tiempos!

100 Yen: The Japanese Arcade Experience
OH MY GOD!

Algunos de los entrevistados también insisten en la idea de que un juego arcade ha de ofrecer cierta satisfacción al jugador que se está gastando su dinero en el juego, y que si no cumple esa máxima será un completo fracaso. ¿Pensáis igual?

Hay diferentes tipos de juegos. Algunos te ofrecen una satisfacción muy rápida e intensa, similar a la de las tragaperras, mientras que otras atraen a otro tipo de fans con géneros como la lucha donde es más importante el desafía entre jugadores y comprobar como tus habilidades pueden equipararse a las de tu oponente. El hecho de que tenemos que introducir monedas en una máquina para poder jugar nos provoca una mayor excitación, así que probablemente aquellos juegos que no son INCREIBLES pueden fracasar mucho más fácilmente que un juego para consola, para el que ya has pagado 60 dólares y te pertenece. En una máquina arcade, si el juego no gusta dejas simplemente de gastarte el dinero, así que en cierto modo es un modelo de negocio más peligroso, sobre todo para determinados desarrolladores.

El señor Ishikawa también parece dejar caer que Taito ofrece más un servicio a todos los jugadores con sus arcades antes que realmente ganar dinero con un negocio lucrativo. ¿Fue esa vuestra impresión?

Creo que es más bien un servicio de la industria. Los salones recreativos atraen a aquellas personas con tiempo libre entre viajes de tren, o quizás a jugadores retirados, incluso a estudiantes y hombres de negocio que quieren relajarse un rato y disfrutar de su hobby después de la escuela o el trabajo. Tatito hace bien en intentarlo y dirigir sus locales hacia algo accesible para una gran variedad de jugadores al mismo tiempo que mantiene al típico jugón ‘hardcore’. El truco para mantener los salones vivos puede ser en intentar que no se queden todos en lo mismo, en diferenciarse. Tienes que fijarte en la próxima generación de jugadores y experimentar con la tecnología para jugadores más y más jóvenes.

100 Yen: The Japanese Arcade Experience
Taito está realmente volcada en la supervivencia de los salones arcade

¿Y que nos cuentas sobre el campeonato EVO? Parecía una auténtica locura, ¿verdad? ¿Es lo más grande que existe en el mundo en cuanto a campeonatos de juegos tipo arcade se refiere?

EVO fue IMPRESIONANTE. Más de 5000 jugones todos apiñados en un hotel de Las Vegas… añade a una ciudad que ya posee una reputación más que ganada de desenfreno videojuegos y alcohol, y tendrás como resultado un par de días simplemente locos. Disfruté mucho con mi estancia en el torneo EVO y estoy planeando volver simplemente como espectador en el futuro. Fue divertido de grabar todo aquello, pero también algo estresante, así que me encantaría experimentarlo como fan.

Quedándonos en occidente, la iniciativa en Las Vegas con Insert Coin nos pareció fantástica. ¿Son este tipo de lugares el sitio ideal para volver a disfrutar de los arcades, o crees que hay otras fórmulas?

Creo que atraer al cliente a los arcades, de la forma que sea, es necesario para que vuelvan. Mirarlos desde nuevas y excitantes perspectivas. Sólo con poner unas monedas en las máquinas que tengas en tu local no te dará suficiente dinero para tu negocio, necesitas otras fuentes de ingresos. El alcohol es un buen comienzo, pero creo que sitios como Insert Coins no deberían detenerse solo en eso. Me gustaría ver otras iniciativas en el futuro, y me encantaría ver como el negocio se expande en Norteamérica y Europa otra vez. Esa es la finalidad de la película, inspirar a la gente a que salga y disfrute de sus arcades… o mejor aún, ¡salir y construirte el tuyo propio!

100 Yen: The Japanese Arcade Experience
La flor y nata del Street Fighter IV se congregó en Las Vegas

El DVD de la película ya ha aparecido y puede ser comprado a través de vuestra página web, y a finales de año aparecerá la edición en Blu Ray y en descarga en alta definición. ¿Habrá cambios con respecto al DVD además del aumento en la calidad de imagen y sonido?

Efectivamente el DVD ya está en la calle y se está vendiendo bien. La versión digital será lanzada en breve y el disco Blu-Ray llegará más tarde este mismo año.

La versión digital es la forma más sencilla de ver la película. Está doblada al inglés con subtítulos en inglés, japonés, español y francés. El DVD contiene comentarios del director como extra y el Blu-Ray también contendrá trozos de entrevistas que no se han podido incluir en la versión final pero que queríamos compartir con nuestros seguidores. Será bastante material, pero no estará montado con tanto mimo ni con un ritmo tan rápido como se puede ver en el documental, será algo más lento, una especie de viaje exploratorio para ver el proceso que seguimos y la gente con la que nos encontramos.

Muchas gracias por vuestras respuestas, enhorabuena por el trabajo y esperamos que consigáis atraer al mayor número de personas interesadas por vuestro trabajo!

Gracias por el internes por la película, y espero que estas respuestas os den más información sobre el documental y la experiencia tan loca que pasamos para realizarla.

100 Yen: The Japanese Arcade Experience
Los DVD listos para ser enviados

Encontraréis más información en la web oficial de 100 Yen, y podéis comprar el disco DVD desde aquí

3 comentarios:

  1. Voy a esperar a que salga la edición Blu-Ray.

    ResponderEliminar
  2. Os felicito por la entrevista. ¡Menudo trabajo! Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias! Es una pedazo de película documental la verdad, y Brad ha aportado mucho en sus respuestas para hacer la lectura variada, y creemos, interesante :)

    ResponderEliminar

¿Es el Spectrum Next la evolución que esperabas del <i>Speccy</i>? Tim Gilberts nos muestra en exclusiva la esperada máquina

Los pasados 27 y 28 de octubre tuvo lugar la Play Expo Blackpool 2018 , un encuentro retro en la ciudad costera británica cerca de Mán...