5 de diciembre de 2012

Visitamos Factory Arcade para que nos enseñen los muebles recreativa que construyen y venden


El viaje en el tiempo es algo con lo que el ser humano ha soñado desde hace siglos.  Obras como 'La Máquina del Tiempo' de H.G. Wells ya proponían en 1895 la idea de convertirse en viajero temporal mediante un ingenio científico.  Muchas obras literarias y de otros campos como el cine y, como no, el videojuego, han fantaseado con esta posibilidad, aunque, tal y como dice el científico Stephen Hawking, el viaje en el tiempo sería posible solo hacia el futuro, nunca hacia el pasado. Sin embargo voy a contradecir al ilustre señor Hawking. Al igual que Marty McFly en 'Regreso al futuro', puedo afirmar que hoy.... ¡he viajado al pasado!.


No ha hecho falta un DeLorean DMC-12 equipado con condensador de fluzo, sino que ha bastado con un Alfa Romeo 147 con GPS para llegar hasta la ciudad de Terrassa, donde se completaría nuestro viaje espacio-temporal. Una vez allí introdujimos las coordenadas en nuestro navegador, pisamos el acelerador y alcanzamos la vertiginosa velocidad de 50km/h (más no, que nos pueden multar). En un momento llegábamos a nuestro destino y el coche deceleraba recubierto por una capa de hielo humeante que denotaba que habíamos atravesado los límites de nuestra época. Delante de nosotros una extraña puerta y un timbre que nos apresuramos a pulsar. ¡MEEEEEEEEEEEEEEEEC!. Se abrió la puerta y al otro lado no estaba Doc Brown, sino que Eduard Sales nos recibía en el local de Factory Arcade, una empresa dedicada a la construcción y restauración de máquinas recreativas arcade y que dirige junto a sus socios Ricardo y Jordi.

Visitamos Factory Arcade
Varias máquinas terminadas en el local de Factory Arcade

Lo que allí nos encontramos era un retorno a los salones recreativos de antaño, cuando las máquinas arcade no eran todo juegos de disparo con pistola o enormes mamotretos de conducción; cuando la moneda de 25 pesetas, más que a cinco duros, equivalía a una partida, unos minutos de hipnótica diversión pixelada. ¡Qué sensación!, sin la menor duda habíamos viajado en el tiempo. “Adelante”, nos dice Eduard, quien rápidamente se pone a encender máquinas para mostrárnoslas en funcionamiento. El acabado es perfecto. Más que eso, porque podemos personalizar la máquina como nos de la gana. “Podemos poner en tu máquina los componentes que quieras. Palancas y botones de distintos colores y formas, y de distintos proveedores como Sanwa, Seimitsu o Industrias Lorenzo; podemos personalizar la marquesina con metacrilatos con el dibujo que quieras, entre otras opciones”. A estas alturas más que escuchar, estábamos ya con la boca abierta, pero todavía nos quedaba mucho por ver.

Visitamos Factory Arcade
Marquesinas míticas 'decoraban' las paredes

Eduard nos impresionó todavía más cuando nos pidió que nos fijáramos en la marquesina de una de las máquinas de la exposición. En ella se veía un logo de Factory Arcade. “Veis, ahora entro en el listado de juegos que podemos seleccionar, elijo uno y...”. Increíble, el logo de Factory Arcade cambió por la imagen de la marquesina del juego seleccionado, como si estuviéramos ante la máquina original de ese juego. No se trataba de un metacrilato, sino de una pantalla LCD. Alucinante. Otra opción muy interesante es la de poder elegir un monitor CRT de 25” en lugar de LCD, lo que hace que el aspecto de los juegos mejore considerablemente. No es lo mismo jugar en una pantalla como las de la época que hacerlo emulándolas metiendo efectos de scanlines, “pesa más y cuesta un poco más, pero merece la pena”, nos cuenta Eduard.

Visitamos Factory Arcade
¿Pero es que alguien puede resistirse a una partidita al SFII?

Después pasamos a la zona de taller, donde tienen, entre otras cosas, los muebles preparados para  montar los diversos componentes. También vimos varias máquinas de pinball pendiientes de restauración, una máquina original de 'Virtua Fighters' que también necesitaba una puesta a punto o una cabinet de las habituales con placa Naomi de Sega. Junto a esta, nos llamó la atención un extraño mueble con un joystick de avión de combate, así que rápidamente le preguntamos a Eduard. “Ah, sí, es que a mi me gustan mucho los shooters de aviones y me dieron este joystick. Así que he cogido el mueble de una tragaperras, le he puesto esta pantalla en vertical, el joystick y...”. Ante nuestros atónitos ojos, en la pantalla aparece un listado de juegos, todos shooters verticales que pueden ser jugados como dios manda: con una pantalla en la disposición correcta.

Visitamos Factory Arcade
Un trabajito de artesanía...

Este gusto de Eduard por el bricolaje arcade queda patente cuando nos cuenta algunos proyectos que ha tenido entre manos a petición de clientes. “Acabamos de vender hace poco una réplica que hemos hecho de la recreativa de Los Simpsons, la de cuatro jugadores. Y también tuvimos un cliente que nos pidió un mueble para juegos de conducción que fuese como la carrocería de un Ferrari. Estuvimos buscando si había alguna recreativa de segunda mano por restaurar que pudiésemos adaptar y finalmente dimos con una persona que nos vendía un Ferrari auténtico de carreras, que funcionaba y todo, por 6.000€. Pero al final el cliente se echó atrás y no pudimos seguir con el proyecto.

Visitamos Factory Arcade
Muebles justo antes de su 'puesta a punto'

La verdad es que todo lo que estábamos viendo y escuchando nos hacía babear cual caracoles, pero mucha gente se puede topar con el problema de no tener espacio en casa donde meter una máquina (o una pareja que nos tiraría por la ventana con máquina incluida). ¿Habrían pensado en Factory Arcade en todos aquellos que por alguna razón no puedan comprar una cabinet?. “Sí, estamos pensando en hacer arcade sticks para uno o dos jugadores y tenemos ya algún prototipo. Incluso hemos hablado con Industrias Lorenzo, los creadores de los míticos joysticks Telemach, para hacer réplicas de los mismos con conexión USB”. Una gran noticia para todos los amantes de los arcades recreativos.

Visitamos Factory Arcade
Los que no tienen tanto espacio pueden optar por otras alternativas...

Nuestro tiempo en el pasado estaba llegando a su fin, y por desgracia debíamos volver a nuestra época. Con gran tristeza nos despedimos de Edu, subimos a nuestro Alfa 147 y en un instante volvíamos a estar en el año 2012, lejos de aquellas máquinas recreativas que tantos buenos momentos nos hicieron pasar, y tantas monedas de 25 pesetas nos hicieron gastar. Pero para todo aquel que quiera revivir aquellos tiempos cada día, puede visitar www.factoryarcade.es y llevarse a casa una inagotable fuente de felicidad retro.

8 comentarios:

  1. ¿El tema de ROMS y copyrights bien, eh?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vete a tu pueblo!!

      Eliminar
    2. Tonto sin remedio: Aquellas personas que no pueden curar la enfermedad por mucho que lo intenten, vamos, como tu anónimo ;)

      Eliminar
  2. Joder que buena idea la de poner de nuevo a la venta recreativas para clientes directos. Un buen trabajo parece que realiza esta gente, o por loe menos es lo que se ve :D

    El día que tena mi propia casa, les compro una!

    ResponderEliminar
  3. es lo mejor tener tu propio arcade, yo me hice el mio con un multijuegos

    ResponderEliminar
  4. Yo tengo una recreativa en casa, pero al final nunca acabo jugando en ella por varias razones:

    -El ruido que hace la maquina, vantiladores, CRT ... molesta un poco.

    -Sentado en el taburete no se pueden hacer largas sesiones.

    -El CRT a dos palmos de la cara te deja ciego.

    Al final es todo por nostalgia, y la enciendo alguna vez cuando hay visita. Es más un elemento decorativo que además funciona.

    ResponderEliminar
  5. yo les compre una sega naomi y es la polla ;) recomendadisimos, buen trato y muy afables ;)

    ResponderEliminar
  6. Asi no tiene gracia.Lo bonito es fabricarte tu mismo una,aunque te quede algo peor,la mia me gusta 1000 veces mas y por cuatro duros,JA.Podeis verla AQUI http://clubmegazone.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

¿Es el Spectrum Next la evolución que esperabas del <i>Speccy</i>? Tim Gilberts nos muestra en exclusiva la esperada máquina

Los pasados 27 y 28 de octubre tuvo lugar la Play Expo Blackpool 2018 , un encuentro retro en la ciudad costera británica cerca de Mán...